Elegir el Sistema de Gestión de Aprendizaje adecuado para su proyecto es el primer paso para el éxito de su estrategia corporativa de formación y aprendizaje. Pero antes de elegirlo, se necesita dedicación y concentración para evaluar todas las opciones disponibles en el mercado, lo que puede parecer una tarea “sobrehumana”, en medio de tanta información y opciones. Entonces, ¿qué debemos mirar para tomar la mejor decisión?

Al analizar este desafío, separamos 07 consejos que harán que este proceso de evaluación sea más rápido, más simple e intuitivo. ¿Vamos a ver?

Estudie sus necesidades actuales y futuras

El primer paso es investigar, estudiar y comprender cuáles son las necesidades en materia de gestión de la formación y el aprendizaje en su empresa. Este proceso también debe incluir a los empleados, porque su opinión ayudará a tener un conocimiento más profundo de los problemas de la empresa, ya que los líderes muchas veces desconocen lo que enfrentan sus equipos todos los días. Eso podría hacerse para organizar el enfoque correcto para resolver los problemas, por ejemplo. Considere todos los aspectos de su operación y no se limite al escenario actual: el futuro está ahí y debe ser considerado. ¿Cuáles son las principales oportunidades y retos de su mercado a medio y largo plazo? ¿Qué le falta a su equipo para prepararse para enfrentar a la competencia para lograr mejores resultados? Estructura tus preguntas para obtener las mejores respuestas a tus necesidades.

Conoce tu equipo

Cada profesional de su equipo tiene antecedentes diferentes: creencias, habilidades, experiencias y antecedentes académicos. Todo este conocimiento tiene valor e impacta en la forma en que se gestiona su formación corporativa, por lo que es importante establecer cuáles son las competencias, las carencias y las necesidades actuales de su equipo. Su LMS debe planificarse y configurarse de acuerdo con estos datos, ya que promoverá y entregará contenido y actividades específicos para abordar estos problemas.

Defina el contenido y las interacciones de su entrenamiento

Los contenidos y las actividades se pueden formatear y entregar en una variedad de formatos: lecciones en video, videos interactivos, animaciones, ilustraciones y gráficos, texto y libros electrónicos, seminarios web y podcasts; hay muchas opciones, y cada una requiere una preparación y presentación diferentes. Una vez que los objetivos y las audiencias de su proyecto estén definidos y conocidos, ha llegado el momento de asegurarse de que el LMS esté preparado para ofrecer contenido e interacciones según lo diseñado en su estrategia de capacitación.

Establecer los recursos y funciones necesarios para gestionar

Una vez que la empresa puede establecer correctamente cuáles son sus objetivos y estrategias, es posible definir la estructura de características y funcionalidades que serán necesarias para la gestión de la formación y la entrega de contenidos. Cuanto más claros sean los requisitos, más sencillo será el análisis.

La empresa puede dividir sus necesidades en tres categorías:

  • Funcional (permiso y control de administrador, acceso, currículo y gestión de actividades)
  • Técnico (generación de informes y minería de datos, soporte e integración con otros sistemas),
  • Costo (soporte técnico gratuito, costo de licencia, valores de personalización).

Reúna los requisitos clave e identifique las mejores opciones en función de las características adicionales que ofrece cada proveedor, como los precios, las opciones de soporte y el tiempo de implementación, por ejemplo.

La flexibilidad es clave

La adaptabilidad y la facilidad de programar cambios o nuevos caminos son aspectos clave de un LMS duradero, y es el resultado natural de la estructuración correcta. Los sistemas de gestión del aprendizaje deben ser flexibles, lo que permite a la empresa actualizar rápida y fácilmente tanto sus estrategias de entrega como sus actividades y contenido. Esta flexibilidad es fundamental para satisfacer las necesidades comerciales actuales y futuras. Por lo tanto, la inversión debe realizarse especialmente considerando la capacidad del sistema para adaptarse a las necesidades futuras de su organización.

Considere también las limitaciones técnicas

Un error común es evaluar y pensar solo en lo que la empresa / cliente necesita, sin considerar las limitaciones técnicas que enfrenta el proveedor de LMS. A veces, la plataforma ofrece funciones y herramientas de administración y creación increíbles, informes completos e integraciones simples, pero no puede estructurar el contenido o navegar, y no tiene un diseño receptivo. Exija al proveedor total transparencia sobre cualquier limitación y, si ya se está abordando alguna, asegúrese de que esté lista y funcionando antes de cerrar su proyecto.

Conoce al proveedor

La evaluación de las calificaciones del proveedor y sus antecedentes históricos son requisitos previos para cualquier compromiso: busque a sus clientes actuales y pasados ​​para tener una idea de cómo opera el proveedor y la calidad de su servicio y soporte. Otra forma de conocer en detalle el funcionamiento del proveedor es a través de demostraciones y visitas técnicas que demuestren cómo el proveedor organiza y gestiona su prestación de servicios, su conocimiento del mercado y el nivel de compromiso que tiene con el negocio de sus clientes, por ejemplo.

Elegir un LMS no es una tarea fácil: requiere mucha investigación de mercado, muchos estudios internos y un pensamiento estratégico inteligente. Si bien este proceso no es tan simple o rápido, le da a la empresa mayores posibilidades de éxito al basar la toma de decisiones a través de prácticas comprobadas de evaluación y selección que luego resultarán esenciales para el diseño exitoso del Sistema de Gestión del Aprendizaje y marcarán la diferencia en el proceso. resultados de su estrategia de formación corporativa.