La importancia de invertir en Desarrollo y Capacitación (T&D) se ha fortalecido en un escenario de constante transformación dominado por nuevas tecnologías como esta que se configura hoy.

T&D tiene un papel fundamental en la consecución de los objetivos de la empresa, ya que desarrolla el potencial y prepara a los profesionales para actuar de forma coherente y eficiente de acuerdo con los objetivos de la empresa.

Según Weldson Sant'Ana, analista de Recursos Humanos en Brasil, para desarrollar un buen programa de T&D, las empresas deben seguir 4 pasos:

  1. Investigar los objetivos de formación y desarrollo de las empresas;
  2. Desarrolle un plan de juego;
  3. Ponga en práctica el plan;
  4. Evaluar los resultados

El último paso es uno de los más importantes, ya que te dará información para realizar inversiones de forma asertiva. Eso es lo que veremos a continuación.

Midiendo los resultados para realizar inversiones

Independientemente de cuáles sean las metas que pretenda alcanzar, medir los resultados es lo más importante. Es a través de esta medición que será posible evaluar las estrategias y caminos que se adoptaron y elaborar los próximos pasos a partir de estos resultados y dirección. No sería diferente en el área de T&D.

Es un área esencialmente subjetiva, ya que se trata directamente del ser humano. Por eso es difícil expresar los resultados de T&D en números, especialmente si la capacitación presencial se usa sin un sistema de gestión.

Sin embargo, actualmente existen varias herramientas para facilitar este proceso. Los gerentes pueden usarlos para confirmar el nivel de logro / participación en los cursos; ajustar los cursos al “nivel” de los empleados a lo largo del tiempo, formando rutas de aprendizaje; justificar inversiones en nueva formación; monitorear la evolución profesional de los empleados; Fomentar la aplicación de los conocimientos en el trabajo diario de los empleados, entre otros beneficios.

¿Cómo puede mi empresa realizar esta medición?

En primer lugar, es sumamente importante que el equipo de T&D esté orientado a la consecución de resultados, es decir, debe conocer y comprender muy bien el rumbo y los objetivos de la empresa, ya que estos guiarán también las estrategias del área de T&D.

Entendida esta pregunta, es hora de medir y evaluar los resultados, y el equipo puede utilizar las siguientes métricas:

  • Análisis de desempeño: esta métrica compara el desempeño del empleado antes y después de los cursos que componían la estrategia de T&D.
  • Investigaciones climáticas: una evaluación importante que mide la satisfacción e insatisfacción del empleado con los puntos que impactan el desempeño general de la empresa.
  • Evaluación de la facturación: el uso de esta métrica orientará los recursos de la manera más correcta para evitar el desperdicio y las inversiones incorrectas.
  • Reaction Assessment: una buena alternativa para comprender y medir la percepción del empleado sobre las fortalezas y debilidades de la formación online o presencial.
  • Compromiso de los participantes: es necesario comprobar el nivel de interés de los empleados en los cursos de formación.

Estas son solo algunas métricas que se pueden utilizar. Recuerde que es importante comprender que deben estar alineados con otras herramientas y análisis, ya que por sí solos no podrán brindar todas las respuestas a sus preguntas.

¿Cómo invertir y hacer una buena planificación en T&D? Aquí hay 5 consejos rápidos:

  1. ¿Qué se debe enseñar ya quién?

Es importante que el equipo haga estas preguntas y obtenga un buen resumen de estas preguntas para que los cursos de capacitación sean efectivos.

  1. ¿Cómo, dónde y quién debería enseñar?

La metodología, el entorno y el facilitador tienen una gran influencia en el proceso de aprendizaje. Entonces, busca un espacio cómodo que tenga que ver con la temática y un formador que conozca la metodología para realizar la formación. Esto también es cierto para los cursos en línea, el cuidado debe ser el mismo.

  1. ¿Cuándo debería enseñarse?

Busque el momento ideal para la empresa y los empleados.

  1. Mantenerse al día con las últimas tendencias

Piensa en los temas, produce los contenidos y adáptalos a los medios instruccionales (manuales, presentaciones, videos, infografías, e-learning). Es importante que el equipo de T&D esté constantemente actualizado con las últimas tendencias.

  1. Busque empresas especializadas

Cuando tenga el tema de la capacitación descrito, la contratación de una empresa especializada marcará la diferencia.

Siguiendo estos consejos, el equipo de T&D podrá encontrar un abanico de posibilidades para llevar a cabo correctamente las estrategias de las empresas, trayendo buenos y consistentes resultados.

¿Quiere saber más? ¡Hable con uno de nuestros expertos!